Home / Bautismo / Volver a tu bautismo

Volver a tu bautismo

Si has pecado, ¿de qué te sirve haber sido bautizado?

Lutero:

Si rompes con el pecado y te arrepientes de ellos es como si volvieras al poder de tu bautismo. Vuelves a la promesa que una vez te fue dada pero que tú habías olvidado por culpa de tus pecados. Esa promesa (quien crea y sea bautizado será salvo) siempre sigue en pie y nos recibirá con los brazos abiertos cuando regresemos. Tal y como dice Pablo en 2Ti.2: si nosotros somos infieles, Él permanece fiel, ya que no puede negarse a sí mismo.

Esta verdad te arma contra el diablo y contra tu propia conciencia. Tienes algo que puede ser de consuelo en cualquier ataque, a saber, el consuelo de esta única verdad: que Dios es fiel a sus promesas y que tú has recibido una confirmación de esto mediante el bautismo. Si Dios está conmigo, ¿quién contra mí?

Eso es exactamente lo que hacía el pueblo de Israel. Cuando querían arrepentirse, siempre se acordaban del éxodo de Egipto. Al acordarse de aquello siempre volvían a encontrar el camino de vuelta hacía Dios, quien los había sacado de Egipto. Moisés y David inculcaron una vez tras otra ese recuerdo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *