Home / Decidido pero humilde

Decidido pero humilde

¿De qué está usted más orgulloso?

Lutero:

De mi doctrina: ¡ni todos los reyes y diablos juntos pueden con ella! Por lo demás no hay nada que me alegre. Sé muy bien que mi vida no es algo de lo que estar orgulloso. Soy un miserable pecador y se lo dejo a mis enemigos para que ellos sean santos o ángeles. Les deseo mucho éxito. En lo que respecta a mi doctrina, yo le gano al diablo, al emperador y a todo el mundo. Mas en lo que respecta a mi vida, hasta un niño me gana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *